Centro Comercial San Jorge - km 19 Vía Mosquera
Lunes - Sábado 7:00 AM - 5:00 PM
8934484

La Arquitectura sanadora

    Prouty Garden del Hospital Infantil de Boston

Desde que se despierta hasta finalizar el día, todas las personas mantienen contacto directo con la arquitectura, por esta razón, las ciudades deben dar prioridad al desarrollo humano y recapacitar sobre las influencias directas que la construcción de las ciudades tienen sobre el ser humano. 

Ciudades, arquitectura y calidad de vida

En primer lugar podemos analizar la relación entre la arquitectura y el ser humano. En general las ciudades o municipios son territorios con gran riqueza y diversidad económica, ambiental, política y cultural. Sin embargo, nuestros desarrollos urbanísticos se han generado en sentido contrario a dichas potencialidades. Nuestras urbes se caracterizan por generar exclusión, concentración de renta y de poder, contribuyendo a la degradación del medio ambiente, y en su efecto, alterar de forma negativa la salud y en general la calidad de vida de las personas. 

Un ejemplo sencillo de construir ciudades en bien de la salud de las personas, por ejemplo, es el que una persona no permanezca en promedio 3 horas diarias en un autobús.  Por el contrario, se podría generar una adecuada movilidad y circulación en la ciudad, a través de un sistema de transportes públicos accesibles y a precios adecuados. De esta manera una madre cabeza de hogar, podría invertir parte del tiempo perdido en un bus, a disfrutar o educar a sus hijos.  

Espacio público 

El espacio público es el principal referente para medir la calidad de vida de los habitantes de una ciudad. La generación, administración, utilización, mantenimiento, recuperación, conservación y protección del espacio público físico, son un aspecto clave en la calidad de vida de los habitantes de una ciudad, y por tanto, en la salud de las personas. 

El espacio público es uno de los principales atributos urbanos, que correctamente gestionados desde los agentes públicos y privados generan a la ciudad equilibrio socio-cultural, y mejora la calidad de vida de las personas. 

Durante muchas décadas, urbanamente hablando, las personas equívocamente le otorgaron un mayor interés a los vehículos que a la circulación de las personas, lo cual genero un desequilibrio humano en las ciudades Colombianas, y además, las construcciones proyectadas al espacio público finalmente privilegiaban a la circulación vehicular sobre la peatonal. Por ejemplo, antiguamente en diferentes ciudades de Colombia se construían vías sin andenes, y por otro lado se afectaban considerablemente los ecosistemas naturales como los ríos y humedales.

Construcción y diseño de edificaciones 

Un ejemplo claro de la relación de la arquitectura con las personas es el Prouty Garden del Hospital Infantil de Boston. En dicho lugar se conoce el caso de Aidan, un niño de tres años que mejoro su estado de salud gracias al paisaje interior del hospital. Su abuela afirmó que a su nieto le animaba salir al jardín a caminar y dar de comer a las aves que se encontraban allí, y que dichos hábitos fueron un factor primordial en la mejora de su estado de salud. El secreto guardado de la arquitectura, radica en que la edificación construida en forma de C, abraza una llamativa fuente y un frondoso paisaje, en el cual existe una gran diversidad de árboles, plantas, especies de aves y ardillas.

Frente a lo anterior diferentes arquitectos, psicólogos y científicos, luego de realizar los experimentos correspondientes, confirmaron que así como Aidan, otros pacientes gozaban y se beneficiaban de la naturaleza existente en el lugar; el aire limpio, la luz natural, el sol, los olores y sonidos de la naturaleza, ayudaban a que los tiempos de recuperación de los pacientes se acortaran notablemente.

Gracias a los experimentos llevados a cabo en sitios similares a este jardín-hospital, se ha demostrado que pasar de 3 a 5 minutos observando un paisaje dominado por árboles, flores o agua, reduce los enfados, la ansiedad y el dolor. Como Cooper Marcus escribe: “pasar tiempo interactuando con la naturaleza no hará curar un cáncer o una quemadura en una pierna, pero hay una clara evidencia de que pueda reducir tus niveles de dolor y estrés. Y, al hacer esto, impulsar tu sistema inmunológico de manera que contribuya a la sanación de tu organismo. En cooperación con otros tratamientos, puede ayudarte a sanar.” 

En conclusión, es importante reflexionar sobre la relación directa que la arquitectura tiene sobre el ser humano, y como se pueden generar espacios en pro del desarrollo humano y la salud de las personas.  

Volver

Solicitar mi asesoría GRATIS